El sexismo en "La bella y la bestia" por Amanda Cecchini 1º ESO

La Bella y la Bestia es una película infantil de Disney que casi todos hemos visto más de una vez. A primera vista, parece una película inofensiva, pero tras analizarla a fondo, hemos comprobado que hay escenas en las que se demuestran casos obvios de sexismo. Estas escenas pueden ser perjudiciales para el desarrollo mental de los niños, puesto que pueden tener una idea equivocada de lo que pueden y no pueden hacer los hombres y mujeres.
A continuación, tenéis unos ejemplos de sexismo extraídos de la película.
A los personajes femeninos se les llama por su parentesco, por ejemplo, a Bella la llaman "la hija del inventor".
A los personajes masculinos se les llama por su propio nombre o por su profesión, por ejemplo, al panadero le llaman por su trabajo,  "panadero" y a Gastón siempre le llaman por su nombre, "Gastón".
En otro ejemplo se manifiesta machismo, discriminando a los personajes femeninos. En la escena, Bella está leyendo cuando Gastón le tira el libro a un charco de barro. Acto seguido, Gastón dice que las mujeres no deberían leer porque luego empiezan a pensar y a tener ideas. Este ejemplo da a entender que solo los hombres pueden proponer o  exponer sus ocurrencias.
También se destaca el físico de las mujeres, como si solo eso fuera  importante para contraer matrimonio. Gastón solo quiere casarse con Bella porque es muy guapa, no por su inteligencia o carácter.
Otro ejemplo evidente de sexismo es que en la película, los personajes masculinos mandan sobre los femeninos y manifiestan superioridad. Gastón se muestra por encima de las mujeres. En la taberna las que sirven a los hombres son mujeres.
Cuando la Bestia recluye a Bella, no hace más que darle órdenes y dice que ella le debe de obedecer.
Se destaca que todas las mujeres llevan delantal para realizar tareas domésticas exceptuando tres jóvenes que trabajan en la taberna.
Un hecho que me ha llamado la atención es que el plumero y la tetera son mujeres y el candelabro y el reloj son hombres. Esto se debe a que el plumero representa una limpiadora y la tetera una sirvienta. Sin embargo, el reloj es el mayordomo y el candelabro parece ser un camarero. Los cargos de mayor importancia (mayordomo) son de hombre y los de menor importancia (limpiador/a) son de mujer. Una mujer también podría ser camarera o un hombre podría ser un sirviente.
Conclusión, en la mayoría de películas infantiles se halla sexismo, tanto feminismo como machismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario